Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 46

QUE ALGUIEN NOS SALVE

Informe: ¿Y el dinero para el futsal? 

Hace unas semanas uno de los directores de la nueva Secretaría General del Deporte (SND), Daniel Daners, publicó en su cuenta de Twitter los aportes otorgados por el Estado a cada una de las disciplinas en el período 2010-2014, en ese momento a través de lo que era la Dirección Nacional del Deporte.

En la fotografía aparecen los datos, y como usted puede apreciar, aparece el Fútbol de Salón, como actividad que se agrupa en una Federación como corresponde, como tantas otras, y sin embargo el futsal no. ¿Porqué se preguntará? Simple, los dineros que el gobierno aporta entran por la Asociación Uruguaya de Fútbol, y el ítem “Fútbol” es el que representa los ingresos. Claro, luego que AUF decida para dónde va esa dinero, es capítulo aparte. 

La vieja problemática de la que se habla en el ambiente y que dos por tres resurge inevitable. El futsal en AUF absorbe poco de lo bueno que le puede dar como organización y estructura, mientras que ve pasar de costado todo lo que debería ser ‘beneficioso’. Pero bien, dejando este dato de lado, que solo sirve para ilustrar la injusticia en la que se ve sumergido nuestro deporte por esta distribución, siendo que es una disciplina que cuenta con torneos oficiales de Primera, femenino, juveniles y representa al país a nivel internacional con clubes y selecciones, encaremos muy por arriba el tema de los aportes de la propia Asociación.

Otro asunto tan antiguo y vigente a la vez, ¿cuánto es realmente el dinero que envía FIFA para el futsal y cuánto se destina al desarrollo de los torneos? Este año la incógnita ha crecido notablemente. Porque por un lado está la selección, con su propia estructura y apoyo (algo que destacamos en su momento), aunque igualmente ha tenido carencias, que señalaremos cuando corresponda.

Pero por otro lado están los torneos locales, el alma y razón de nuestro futsal. El fin de semana a fin de semana, con pocos clubes y sin expectativas de crecimiento. ¿Cuánto aporta AUF desde este 2015 para ‘aliviar’ los desgastados bolsillos de los clubes? Hablamos de AUF como Asociación, como organismo obligado por FIFA de hacer crecer el futsal y para el que hay un cargo como Director de Desarrollo (ahora asumió Daniel Enríquez), responsable de ayudarlo en varios aspectos. 

Y lamentablemente la respuesta es: nada. La propia dirigencia del futsal ha logrado a través del acuerdo con ITS y de la captación de algún sponsor reducir mínimamente (en Primera) el presupuesto de una temporada. Pero aparte de eso, nadie pone un peso para el futsal. O sea, debería haberlo, desde el Estado, desde lo que manda FIFA o desde dónde sea. Siguen siendo los jugadores en su mayoría, y algún que otro club que hace la apuesta, los que pagan del primer al último peso que cuesta la actividad.

Incluso el fútbol femenino de once es beneficiado con aportes, tal como publicó un informe de El País esta semana: “La AUF paga el 50% de los gastos de cada equipo por temporada. Estos incluyen seguridad, árbitros y traslados. El otro 50%, aproximadamente 30 mil pesos, lo pagan los clubes en tres cuotas”.

Recuerdo sin hacer mucho esfuerzo cuando en la gestión Romero se criticaba que el subsidio era poco, recuerdo cuando en la gestión Kouyoumdjian ponían el grito en el cielo porque “solo pagaban el 50% de los árbitros”, recuerdo y me sumo a los críticos que nos disgustábamos porque en la “gestión” Bouzas AUF solo se hacía cargo del costo de la cancha. Hoy nadie nos quiere. Al igual que el fútbol playa. Da lo mismo si hay torneo o no. Si juegan doce o juegan cuatro. Por más voluntades y bonitos palabreríos que revoloteen alrededor del futsal, sino aparece la “tarasca” (para lo que tiene que aparecer realmente), Mahoma se va a ir alejando cada vez más de la montaña.

Leído 1228 veces Modificado por última vez el Viernes, 14 Agosto 2015 06:27