Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 46

UN CAMINO DURO

UN CAMINO DURO Foto: El Show del Futbol Sala

Así quedó parada la selección rumbo a las Eliminatorias.


Ya pasaron unos días de la participación de Uruguay en la Copa América y es momento de análisis y balance. Como todos sabemos, el elenco charrúa no redondeó una buena actuación, sobre todo en materia de resultados, quedando en sexta ubicación de nueve participantes, la más baja que se haya registrado en este tipo de torneos. Tres derrotas y un empate no parecen ser alentadores si miramos los fríos números, aunque claro, hay un montón de factores que tomar en cuenta.

En primer lugar decir que Uruguay no jugó mal en la Copa América. Se mostró competitivo, siempre terminando en partido contra todos menos con Brasil, y dando muestra cabal de que hay trabajo. Eso se notó. En los distintos aspectos generales del juego la celeste expuso lo suyo. Podrá gustar más o menos en algún rubro, pero eso es otra cosa. Tal cual se dijo antes de viajar a Ecuador, hay un grupo de jugadores que están buscando una identidad y que después de muchos años son parte de un ciclo de trabajo que tiene como objetivo las Eliminatorias de febrero.

En nuestra forma de ver, Uruguay está dando señales de avance. Por dar el ejemplo más claro, en este futsal de hoy donde en el nivel internacional se sale a presionar (y logra incomodar) hasta el menos esperado, se vieron movimientos muy buenos para "zafar" de la defensa alta de los contrarios. También en lo que refiere al golero-jugador, un recurso que ya es natural desde hace años para muchas selecciones y que recién ahora parece estar trabajándolo con cierta fluidez el equipo nacional. Es cierto, en los últimos dos partidos no rindió, los jugadores pecaron de impaciencia y fue una ruleta rusa, pero así también le sucedió a Argentina con Perú en el grupo, y terminó perdiendo un partido increíble.

Pero hagámonos una pregunta, futsaleros uruguayos. ¿Cuántos equipos del medio están acostumbrados a salir con variantes de una presión alta como si fuera tronar los dedos? Cuántos usan con frecuencia el golero-jugador en caso de ir perdiendo por 2, 3 goles y quedan cinco minutos de juego? Los casos son mínimos y datan de un par de años a esta parte. Nuestros jugadores no están habituados a un montón de cosas que son manejadas de memoria por el resto, y que se ejecutan con una velocidad que en nuestro medio es casi imposible ver.

Aquí podríamos entrar a hablar de la liga, del nivel general, del trabajo de juveniles, de que paramos un mes antes mientras Colombia, Paraguay y Argentina siguieron jugando sus torneos, etc. Está bien, todos puntos a considerar y con justificación. Hay que mejorar en todos esos aspectos para que de una liga local fuerte, salga una competencia fuerte y por tanto, una selección fuerte. Pero tampoco podemos dejar de lado que perdimos con Chile. Un país donde no hay actividad oficial, y donde los jugadores se juntan un mes antes para entrenar de cara a los torneos internacionales. 

Como concepto global nos quedamos con que, Uruguay mostró que inició un camino, que hay jugadores y se está a un paso. Faltaron por lesión Palleiro y Laurino, dos players que pueden dar una mano grande, y seguramente intensificando el trabajo, los dirigidos por DAlessandro puedan dar una versión mucho más mejorada en unos meses. Potenciar la concentración y el rendimiento defensivo colectivo, sea cual sea el sistema elegido; mejorar considerablemente la precisión en los pases, ya que debió ser la uruguaya una de las selecciones de porcentaje más alto en entregas fallidas (en términos tenísticos, errores no forzados); y lo indispensable, que las individualidades se complementen, se alimenten, y encuentren todas o la gran mayoría, un nivel alto durante el mismo certamen.

Y ya con una mirada más global, hacia atrás y hacia adelante, lo que percibimos es que a cada mojón que parece que llegamos y "chupamos rueda" del pelotón principal, se nos vuelven a escapar unos cuántos metros. Nos referimos a que una vez que se han hecho bien las cosas en cuanto al tiempo de trabajo del grupo, las condiciones generales, el entrenador estable, etc, y llegamos quizás preparados como pocas veces, los otros ya están un escaloncito más arriba. Siguen avanzando. 

La misma sensación nos quedó en la Libertadores. El esfuerzo y el crecimiento que podamos generar, viene relegado contra años de procesos serios y continuos de los demás. Colombia, Paraguay, Venezuela, Brasil, Argentina, ahora Ecuador. Equipos que concentran, que entrenan doble horario, que no practican de 11 de la noche a 1 de la mañana, que cobran los viáticos que les corresponde, que no carecen de fruta ni agua caliente, que no tienen que andar combinando equipos largos de fútbol playa con futsal o usar camisetas de una marca y shorts de otras.

Todo eso también hace a la seriedad y fortaleza de un proyecto. Pero bien, aquí estamos muy lejos de que el futsal, o al menos un grupo de elite de los que lo juegan sean semiprofesionales al menos. Por un tema del lugar y el apoyo que le da la AUF como entidad toda a la disciplina y por un tema de políticas deportivas en el país. 

A pesar de todo, y de varias cosas más que explican el producto final selección, estamos ahí. A un paso. Será duro. Tres lugares nomás para Colombia 2016 y habrá que bajar a uno de los grandes históricos del futsal para meterse en el Mundial. Uno sigue confiando en la calidad de nuestros jugadores y en el trabajo del cuerpo técnico para cerrar el margen y obtener un logro importante, que motive, que alegre, que enganche, y que sacuda los cimientos de nuestro alicaído futsal.

Por LDS - @Diego_SilvaLDS

 

Leído 1391 veces Modificado por última vez el Sábado, 05 Septiembre 2015 16:28